domingo, 15 de marzo de 2009

Sida y Odontología


El sida es una enfermedad causada por un virus VIH, que ocasiona la destrucción del sistema inmunitario de la persona que la adquiere.
SIDA.- Síndrome de inmunodeficiencia adquirida
.


Inmuno: el sistema inmune es el seguro o protección de nuestro organismo contra las infecciones de todo tipo desde un catarro hasta un cáncer.

Deficiencia: el sistema inmune no trabaja normalmente para proteger a la persona infectada.

Adquirida: no es una enfermedad heredada o genética, si no que se adquiere a través de circunstancias específicas.
Existen tres modos fundamentales de transmisión del VIH: la transmisión sexual; la parenteral, por el uso compartido de agujas o jeringuillas, transfusión sanguínea, etc., y la transmisión vertical o de la madre al feto.

Algunos efectos del SIDA
-Perdida de peso rápida y repentinamente; el paciente llega a perder del 10 al 15 % de su peso en un mes.
-Debilidad extrema, cansancio y fatiga crónica, sin causa aparente.
-Durante un mes aproximadamente, fiebres de más de 39º, principalmente por las noches, y diarrea liquidas o semilíquidas.
-Infecciones en la piel, herpes o micosis en la boca y las encías, problemas de gingivitis, ulceras o candidiasis.
-Infecciones que afectan las vías respiratorias y causan tuberculosis o neumonías.
-Hipersensibilidad en alguna parte del cuerpo, movimientos involuntarios, convulsiones o, por el contrario, ausencia total de sensibilidad e incapacidad de movimiento.
-Además, el enfermo interpone mecanismos de defensa, negándose a aceptar consciente e inconscientemente su condición de infectado por el virus. Siente temor a enfrentarse a la inminencia de la “muerte social”, después de la física, y la angustia llega hasta el pánico.
Medidas para prevenir el SIDA en consultorios y clínicas dentales.
El cuidado dental rutinario involucra exposición a saliva y sangre, por lo tanto la posibilidad de exposición a la infección por el VIH. El CDC publica recomendaciones para el control de la infección en la práctica dental. El personal que trabaja en el consultorio odontológico debe adoptar los siguientes procedimientos con todos los pacientes.

Procedimientos en el consultorio.
El odontólogo y el personal auxiliar de odontología deben usar mandil, mascarilla y lentes protectores, así como guantes durante todos los exámenes que realice.
Los guantes deben ser usados solo una vez, utilizando guantes nuevos con cada paciente, estos guantes no deben ser lavados.

Esterilización
Debe utilizarse la mayor cantidad de dispositivos desechables. Los autoclaves de vapor, esterilizadores de vapor o las unidades de calor, pueden ser utilizadas para esterilizar todas las piezas de mano y sus partes no pueden ser esterilizadas en frío y deben ser esterilizadas con calor de acuerdo a las instrucciones del fabricante. Deben lavarse los instrumentos con agua por 20-30 segundos antes de ser sometidos a esterilización. Cuando no es posible la esterilización, deben usarse soluciones de glutaraldehido como desinfectante. Estas soluciones deben cambiarse de acuerdo a las recomendaciones del fabricante para mantener su efectividad.
Las superficies en contacto con sangre o saliva deben ser desinfectadas con soluciones diluidas de hipoclorito de sodio (1/10 a 1/100), dependiendo de la cantidad de material presente en la superficie y con soluciones yodadas. Las aplicaciones repetidas de soluciones cloradas pueden dañar algunas superficies. El personal auxiliar no debe manejar agujas y solo deben colocarlas en los contenedores especiales para objetos punzo-cortantes. Todo el material de desperdicio deberá ser colocado en bolsas de plástico, las cuales se manejaran de acuerdo a las leyes locales.
También el ambiente de los consultorios debería estar acondicionado con equipos que purifiquen el aire.
Impresiones
Las impresiones deben ser desinfectadas en soluciones yodadas antes que el modelo sea vertido. La mayor parte de materiales de impresión toleran este procedimiento.

Tratamiento dental
El riesgo de contraer o diseminar la infección por el VIH a través del tratamiento dental es muy bajo. La negativa de ofrecer tratamiento dental a los portadores conocidos de la infección por el VIH sólo alienta a los pacientes a mentir acerca de su historial médico. Todos los pacientes, si son portadores asintomático de la infección por el VIH o sintomáticos, deben tener acceso al tratamiento dental.

2 comentarios:

[Leto] dijo...

Interesante su blog. Estoy empezando un blog de odontología. Espero su visita. ODONTOLOGÍA ACTUAL

Anónimo dijo...

hola. como estasn io me llamo(.....) bueno nu kiero decir.
io tuve relaciones con un marikon pero sin condon y era mi primera vez kisiera saver si contraje la enfermedad? Gracias